Sin categoría

Comunicado ante el desalojo

Desde la Casa Okupada Autogestioná Feminista La Revolucioná lanzamos este comunicado en la ciudad de Sevilla, en las vísperas de la primavera de 2018.

En otoño de 2017 fuimos notificadas de que el proceso judicial civil que pretende culminar con el desalojo de este espacio ha comenzado. El juicio ha sido fijado para el 15 de Marzo de 2018, a las 11:30, en los juzgados de la Buhaira.

Esta casa llevaba años siendo objeto de especulación inmobiliaria, pasando de mano en mano hasta llegar a las del banco Sabadell, actual propietario que ha interpuesto la demanda. En medio de este juego de poderes entramos a esta casa con la intención de construir autonomía y crear un espacio anarkofeminista libre de autoridad donde formar redes de lucha y solidaridad, oponiéndonos a las dinámicas mercantilistas del sistema. Okupamos para hacer frente a la gentrificación y especulación de nuestras vidas, en el contexto de un barrio que sufre cada vez más las consecuencias de estos procesos, con rentas cada vez más inaccesibles y con menos espacios públicos para la participación y la convivencia en común.

Desde nuestra asamblea queremos transmitir tranquilidad a toda persona que quiera venir a la casa: el desalojo no nos va a pillar por sorpresa. Iremos actualizando la información y cuando nos sea notificada la fecha de desalojo, la comunicaremos.  Hasta entonces, y también después, seguiremos en la lucha dando continuidad a los proyectos ya iniciados y a todos los que quedan por venir.

Desde que liberamos Sin Luis 12 hace casi 2 años sabíamos que este momento iba a llegar. El capital cuenta con todo un arsenal de leyes y cuerpos represivos que protegen su bien más preciado: la propiedad privada. Pero sabemos que la propiedad privada es un robo y no caeremos en sus trampas. La casa es nuestra, vuestra, de todas, porque somos nosotras las que la cuidamos y vivimos día a día.

Nos quieren quitar nuestro espacio pero van a topar con nuestra resistencia. Una resistencia  feminista, nuestra, del sur, que no imita modelos masculinos idealizados, que se manifiesta creando, expresando, visibilizando y cuidando. Además, somos más que cuatro paredes en medio de la ciudad. Somos nómadas y somos manada.

Seguimos construyendo nuestro propio feminismo, el que no calla ante ninguna opresión, el que se opone a toda dinámica capitalista del Estado patriarcal que trata de someternos. Seguimos defendiendo la okupación y respondiendo con solidaridad y apoyo mutuo a la represión en todas sus formas.

No tenemos miedo y vamos a seguir luchando, con espacio o sin espacio, porque las calles también son nuestras y porque contra nuestra creatividad, sororidad y resistencia no tienen nada que hacer.

¡QUE VIVA LA LUCHA ANARKOFEMINISTA!

¡QUE VIVA LA REVO, LA REVOLUCIONÁ!

Anuncios